Estás en: Maheta Molango y los entresijos económicos del fútbol

Maheta Molango y los entresijos económicos del fútbol

keyPrimero fue jugador, luego abogado de una firma de éxito. Ahora compagina su pasión por el deporte rey con la gestión de un club de la importancia del Real Mallorca del que es CEO. Maheta Molango nos desgrana cómo es la gestión de un club. La vida del suizo Maheta Molango fue como la de tantos otros futbolistas de élite, siempre a caballo entre el mundo del fútbol profesional y esa búsqueda constante de tener un “plan B” al que poder retirarse y en el que poder desarrollarse profesional el día en el que el fútbol dejase de dar el rédito que estaba dando. En 2007 el futbolista decide dar el paso y entrar en el prestigioso gabinete de abogados Baker & McKenzie donde se da cuenta de que uno puede, ya desde muy joven, conseguir puestos de responsabilidad dentro de la firma y se da cuenta de que ya no puede seguir compaginando su pasión por el fútbol con su desarrollo intelectual y profesional en el mundo de la abogacía y de la empresa. Así, Maheta Molango acaba decidiéndose por continuar la senda que Baker & McKenzie abrió para él y llega a ser, años más tarde, el CEO del Real Mallorca, ocupándose de toda la gestión del club balear.

Maheta Molango nos cuenta, a lo largo de esta entrevista, cómo son los entresijos económicos del fútbol, la importancia de la televisión en la financiación de los clubes, el rol de los abonos y cuáles han sido las claves para conseguir que los patrocinadores no abandonen al club cuando éste se encuentra atravesando un mal momento.

La vida del suizo Maheta Molango fue como la de tantos otros futbolistas de élite, siempre a caballo entre el mundo del fútbol profesional y esa búsqueda constante de tener un “plan B” al que poder retirarse y en el que poder desarrollarse profesional el día en el que el fútbol dejase de dar el rédito que estaba dando.
En 2007 el futbolista decide dar el paso y entrar en el prestigioso gabinete de abogados Baker & McKenzie donde se da cuenta de que uno puede, ya desde muy joven, conseguir puestos de responsabilidad dentro de la firma y se da cuenta de que ya no puede seguir compaginando su pasión por el fútbol con su desarrollo intelectual y profesional en el mundo de la abogacía y de la empresa. Así, Maheta Molango acaba decidiéndose por continuar la senda que Baker & McKenzie abrió para él y llega a ser, años más tarde, el CEO del Real Mallorca, ocupándose de toda la gestión del club balear.
Maheta Molango nos cuenta, a lo largo de esta entrevista, cómo son los entresijos económicos del fútbol, la importancia de la televisión en la financiación de los clubes, el rol de los abonos y cuáles han sido las claves para conseguir que los patrocinadores no abandonen al club cuando éste se encuentra atravesando un mal momento. Molango demuestra conocer no sólo la dinámica del fútbol sino toda la esfera económica que el deporte rey mueve a su alrededor. Al final, ahí está él, en esa difícil posición que implica ocuparse de hacer frente a los enormes gastos que ha de asumir un equipo de la talla del Real Mallorca y que, sobre todo, tiene las aspiraciones y el objetivo a largo plazo de volver a primera y; al mismo tiempo, cómo conseguir maximizar todo lo posible el capítulo de ingresos. Con un tono cercano y directo, el ex-futbolista suizo metido a manager nos lo cuenta.
Usted estudió la carrera de derecho y políticas en la Carlos III de Madrid, qué le hizo decantarse por el fútbol?En realidad fueron dos cosas que siempre fueron en paralelo. Desde que empecé a estudiar en Suiza mis padres tuvieron siempre muy claro que los estudios iban antes y que el fútbol era un bonus que si salía bien. Es algo que siempre he llevado en paralelo. Con 18 años estudiaba y jugaba y en 2007 cuando dejé de jugar en Inglaterra, mandé mi CV a varios bufetes de abogados y pude estar en Baker & Mc-Kenzie y con 25 años lo dejé porque se me había dado la oportunidad de entrar en un bufete importante. Cuando vi que las personas con 30 y algo podían tener un puesto de responsabilidad, me di cuenta de que no era real poder compaginar las dos cosas si quería tener éxito en mi carrera. Tuve que cortar pronto para abrirme otro camino.
¿Cuáles son sus máximas aspiraciones en el fútbol como gestor?Creo que en general soy una persona con muchas inquietudes, así que te diría que soy exigente conmigo y con mis objetivos que me fijo. Tengo suerte de que este proyecto en el que estoy notiene techo por la ciudad y el club que es, así que no renuncio a ningún objetivo. Aspiro a mejorar todos los días y a exigirme más día a día. Es mejor tener metas a corto plazo cada día y eso teva a llevar a un nivel más alto porque a veces uno no es consciente que tropieza con la piedra más cercana.
¿Qué problemas económicos y sociales planteó el descenso del club de 1ª a 2ª y de 2ª a 2ª B?Este es un club que por tradición, por instalaciones, es un club grande. Cuando bajas de categoría te das cuenta de que hay muchos gastos que tienes con independencia de en qué categorías estás. Tienes empleados, un campo de entrenamiento de primera, un estadio con mucho aforo con todo lo que eso conlleva. Mantenimiento, gasto operativo… El reto al final es que eres un pez demasiadogrande para el recipiente en el que estás. El Mallorca sólo tiene sentido en primera división, porque si no estás en primera división estás perdiendo dinero. Abrir el estadio para un partido te cuesta entre 10.000€ y 15.000 € para un solo partido y eso no te lo quita nadie, con lo cual al final nos hemos visto obligado a tomar medidas para redimensionarnos y hacer que el club pueda volver a crecer al mismo paso que su historia deportiva.
Se habló de la desaparición del R. Mallorca si llegaba a 2ª B cosa que no sucedió. ¿Peligró realmente su existencia?
Lo que está claro es que si no fuese por el apoyo de nuestros dueños el club habría desaparecido. Esa carga de gastos no podemos aguantarla en 2ªB. En esa categoría sólo se vive de las entradas y de los abonos y, si acaso, de patrocinio. Por eso, sin el apoyo de los dueños ya en segunda habría desaparecido. Es un drama económico, social y deportivo. Creo que hay que replantear la 2ª división porquepara los clubes grandes es dramático. A mí nunca se me ha trasladado que mi continuidad esté en peligro, cosa que se agradece. Me he sentido siempre respaldado en todas las facetas de mi gestión.
Económicamente ¿Qué supone para un club pasar de 2ªB a 2ªA? Imaginamos que subir a 1ª es otro gran cambio.
Económicamente supone pasar de un presupuesto de ingreso de unos 11 millones en 2ª división a unos 3-4 millones en 2ª B. Es un cambio dramático porque en lo que se refiere a gastos estás parado. Ingresas mucho menos pero tienes que gastar más o menos lo mismo si quieres volver a ascender. Es una situación límite y casi dramática. El ejemplo más claro es la televisión. Pasas de 6 millones a30.000€.
¿No es un peligro para los clubes que el fútbol esté en manos de empresas televisivas?Es un riesgo y una oportunidad. A día de hoy aún hay perspectiva de crecimiento en lo televisivo. De hecho los derechos de transmisión se venden por 3 años y la expectativa es que sigamos creciendo en este aspecto. Ahora mismo, el que menos cobraba en primera hace unos años cobraba 18 millones y el que menos cobra hoy cobra 40; así que en unos años el que menos cobre no bajará de 50-55. Evidentemente es algo atractivo para los clubes, pero también genera una dependencia del mundo de televisión.
El Real Mallorca. ¿Es una buena promoción para las empresas? ¿Mejorarán los patrocinadores?Creo que el haber bajado nos ha dado grandes lecciones en nuestra relación con los patrocinadores y en general con el entorno. El haber bajado nos ha demostrado que con independencia de la categoría en la que juegue el Mallorca es el Mallorca y los aficionados no le fallan; por lo que tenemos la misma exposición para los patrocinadores. Nos siguen las mismas personas. IB3 llegó a tener un 30% deShare estando en 2ª B. Por eso, a pesar de haber bajado hemos mantenido un nivel de patrocinios muy grande porque la gente ha visto que no hay nada más mallorquín que el Mallorca. No hay nada que tenga más visibilidad que el Mallorca y eso es el mejor retorno, pues el patrocinio es una inversión que busca retorno. La gente sigue siguiéndonos mucho y somos un buen vehículo de publicidad. La tendencia hoy en día está en invertir menos en publicidad y más en patrocinio. Hemos llegado a casi un millón y medio de ingresos en patrocinio y hemos estado viendo que nos falta espacio paraubicar a toda la gente que quiere estar a nuestro lado. Al final la gente compra éxito, cuando tú ganas, es lo que la gente quiere y casi con independencia de la categoría. También, lo que el patrocinador quiere ver es un club con ciertos valores y un proyecto definido, y el haber bajado y ver que los dueños siguen, que se apuesta por el club y que hemos seguido, que hemos seguido apoyando por una platilla cara… Eso es un indicio de que una marca se está vinculando con algo sólido y serio.
Se ha hablado mucho de campos de fútbol nuevos. El estadio del Mallorca es del Ayuntamiento de Palma. ¿Tenéis planes de construir uno nuevo o reformar el actual?

Lo que está claro es que la necesidad de mejorar la experiencia en el estadio es fundamental. Además de ver fútbol quiere estar en un entorno en el que lo puede pasar bien. Tener una pista de atletismo no hace que esto sea así. Necesitamos atraer al estadio a la gente con otras cosas y queremos que nuestra afición esté más cerca del campo. Queremos reformar el estadio y necesitamos en ese sentido el apoyo del ayuntamiento y ahora hay un elemento fundamental; que es poder alcanzar un acuerdo sobre la venta de los terrenos para poder reinvertirlo en Son Moix. Creo que el futuro de Son Moix pasa por el apoyo institucional para conseguir la licencia y permiso, y segundo que los copropietarios acepten la oferta hecha por el ayuntamiento.

Temporada de atrás: El Mallorca tenía un convenio con Palma Funchal y con Air Europa. El convenio benefició a los socios de las tres entidades, como descuentos a la hora de comprar una entrada. ¿Se plantean relanzar algo parecido?

Sí. Creo que nuestra visión es que tenemos que desempeñar un papel de liderazgo mucho más allá del fútbol, que hay oportunidades de venta cruzada y pensamos que ese papel de liderazgo tenemos que asumirlo y que es interesante explorar estas vías “Lamentablemente el fútbol ha sido utilizado como plataforma para conseguir otros negocios” No es algo que tengamos cerrado pero sí es algo que nos interesa seguir fomentando.
Es normal tener en el fútbol negocios paralelos que compaginar o al menos ha sucedido así hasta la fecha. ¿Ha pensado usted que además del fútbol pueda invertir en otra clase de negocios?
Creo que es una pregunta muy interesante y relevante. Creo que lamentablemente el fútbol ha sido utilizado como plataforma para conseguir otros negocios. Creo que en Mallorca eso ha cambiado, losinversores no han venido a enriquecerse a costa del Mallorca ni a utilizar el club como plataforma para llenarse los bolsillos. Somos profesionales. Yo me dedico a gestionar un club lo mejor que puedo pero no a enriquecerme personalmente con él. Creo que esa visión ha acabado por devaluar mucho nuestro producto. Nosotros tenemos los abonos más baratos no sólo de la segunda división sino de segunda B. Hay en esta división clubes a los que tengo mucho respeto pero que son clubes más humildes que tenían un abono más caro que los del Mallorca. Hay campos a los que nuestros aficionados hanido y les han cobrado entradas más caras, y esto porque había una serie de personas que lo que quería era que la gente estuviese callada y tranquila, y lo que hacía era regalar entradas. A alguien dirige un concesionario no se me ocurre que me dé un coche gratis. Al final nosotros vendemos asientos de fútbol y otros venden otro tipo de cosas, pero es importante volver a darle valor a nuestro producto. El club vive de televisión, patrocinios y entradas. 
No sólo es vivir, sino también pagar buenos jugadores. Sin buenos jugadores no hay manera de conseguir llevar el Mallorca a primera.
Eso es también un tema relevante. Seguimos escuchando mucho ¿Cuánto van a invertir los dueños para que nos vaya bien el año que viene?” Las reglas dicen que no dependen de las inversiones, sino de los ingresos que tiene el Club como club. Por mucho dinero que tenga tu dueño, no implica que tú te puedas gastar más dinero que los demás, porque lo que quiere la Liga es precisamente que como clubcrezcas y tengas más ingresos para evitar que un día venga un tipo de accionista que diga que tiene dinero y lo cambie. Todo depende no del dinero de los dueños, sino de la capacidad que tenga el Mallorca de aumentar sus ingresos. De ahí la importancia de tener precios de abonos normales, no necesariamente altos, pero normales; seguir contando con patrocinadores…y eso es algo con lo que todos tenemos que concienciarnos.

Dentro del presupuesto anual del Mallorca. ¿Cuáles son las mayores partes?
A nivel de ingresos la televisión. De cada 10 euros que recibimos, 6 son televisión, 2,5 son patrocinios y el resto son abonos, socios y las entradas que vendemos cada día durante el partido.

¿Cuánto dinero recibe un equipo al ascender de categoría?
Digamos que como tal no hay ningún tipo de pago por ascender. Lo que sucede es que tus ingresos por televisión, que es la parte más significativa, aumenta muchísimo. De30.000 euros de televisión se puede pasar fácilmente a 6 millones de televisión. 
Proyectos o aspiraciones de este Mallorca recién ascendido…

Creo que seguir en la línea de humildad que hemos tenido en 2ªB. Uno de los éxitos de este año es que no se nos cayesen los anillos por ir a jugar a campos de césped artificial,encharcados… Y ésa es la mentalidad que nos ha llevado a esta categoría donde clubes históricos como el Tenerife, el Oviedo han pasado años y años; incluso el Racing de Santander. Tenemos que ir a competir a cada sitio, respetar al rival e ir paso a paso. El haber bajado nos hace valorar más cada cosa que hagamos en 2ª división. Si hacemos eso creo que podemos llevarnos alguna alegría pero ahora sería un error estar en una categoría a la que han bajado equipos como el Deportivo de la Coruña, el Málaga o Las Palmas… creo que tenemos que hablar menos y dejar que el campo nos sitúe donde tenemos que situarnos. La exigencia está muy clara y el objetivo a largo plazo está muy claro, todo elmundo sabe cuál es, pero hay que ir consiguiendo logros poco a poco, partido a partido.