Estás en: “Nuestros asociados y sus problemas son nuestra razón de ser. La proactividad es nuestra gran virtud”

“Nuestros asociados y sus problemas son nuestra razón de ser. La proactividad es nuestra gran virtud”

portaa

“Las perspectivas para 2018 son positivas y tenemos que seguir trabajando para dinamizar nuestros polígonos”

La hoja de ruta del presidente de ASIMA, Francisco Martorell Esteban (Mancor de la Vall 1951), tiene dos claves básicas: su afán de impulsar los Polígonos Empresariales de Son Castelló y Can Valero (que representan más del 20 por ciento del PIB balear y donde se ubican más de 1.500 empresas y acuden más de 20.000 trabajadores) e impulsar el asociacionismo en Mallorca. Cree a pies juntillas en el slogan “juntos llegamos más lejos” y trabaja intensamente para dinamizar los grandes motores de la economía balear. Estudió Ingeniería Técnica en Electricidad. Su trayectoria empresarial ha estado vinculada al mundo del sector de las instalaciones eléctricas y es un firme defensor del asociacionismo balear.

Fue presidente durante más de 12 años en ASINEM (Asociación de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones de Mallorca), y actualmente es vicepresidente de la CAEB. En ASIMA ha ostentado diferentes cargos durante los 30 años que pertenece a la Junta Coordinadora y Ejecutiva.

El Antiguo Parque de Bomberos ASIMA arranca con fuerza. ¿Qué quieren hacer? Es un proyecto ilusionante en el que estamos aunando formación, cultura y acción social, tres ejes muy importantes para nuestros asociados, trabajadores de las empresas, y la sociedad, en general. Queremos que se convierta en un Centro de Formación Profesional, de referencia, con un programa de calidad que atienda la demanda de las empresas ubicadas en los Polígonos. Aquí está ubicada la Escuela Superior de Técnicos de Mantenimiento de Instalaciones Hoteleras (HOTECMA) que nace de la mano de ASIMA, Biolinea Int. y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) con vocación de servicio de ser un motor de formación industrial y ocupación con una oferta docente de máxima calidad. También, tenemos previsto que este espacio albergue una exposición permanente del desarrollo industrial de Mallorca y un espacio para eventos socioculturales.

Acaban de poner en marcha la campaña de recogida de alimentos y juguetes bajo el slogan Operación Kilo Polígonos Solidarios. ¿ASIMA se caracteriza por su compromiso con y por la sociedad?

 Nuestra asociación, desde 1964 lleva haciendo responsabilidad social corporativa, décadas antes de que las siglas RSC se hayan asentado hoy como un valor común entre las grandes corporaciones y organizaciones. Hace años creamos la FUNDACIÓN ASIMA para canalizar todas las acciones sociales, como las campañas solidarias de recogida de alimentos, juguetes y ropa, que cada año tiene mayor aceptación, destinadas a diferentes ONG’s de la Isla. Asimismo, gestiona la Escoleta ASIMA, un centro educativo para niños de 0-3 años para fomentar y ayudar a la conciliación laboral y familiar entre los empresarios y trabajadores y contamos con una amplia flexibilidad de horario y con el calendario laboral, no cerrando ni en verano, ni Navidad ni Pascua, así como con cocina propia, instalaciones supermodernas y adaptadas a todas las exigencias. Por otro lado, se imparte una metodología educativa donde las Bellas Artes y la inteligencia emocional cuentan con un espacio destacado junto con la experimentación por ambientes. También, hemos lanzado el proyecto de huertos sociales para diferentes entidades con colectivos vulnerables y trabajadores y empresarios asociados a ASIMA. Económicamente, el 2017 ha sido mejor que el año anterior.

¿Qué perspectivas tienen desde ASIMA para 2018?

  Está claro que hay que seguir en la línea que hemos venido trabajando en los últimos años. Los empresarios seguimos haciendo nuestros deberes, reinventándonos ante una situación que nos ha tocado vivir y esperamos que sigamos creciendo de manera positiva. Las perspectivas apuntan un tono ascendente y se nota en las calles de los Polígonos que vuelve a ver dificultades de aparcamiento y en los accesos y más locales ocupados.

¿Qué solución están barajando?

  Estamos trabajando para impulsar un autobús lanzadera que enlace el parking del Camino Viejo de Buñola, que cuenta con una capacidad de 900 plazas y que está infrautilizado, con diferentes calles estratégicas del Polígono Empresarial de Son Castelló.

“Trabajamos intensamente para conseguir las ‘banderas azules”

“Nuestro afán es mejorar e impulsar nuestros entornos y el medio ambiente”

¿En qué consiste uno de sus últimos proyectos de Marca de Calidad de CEPE?

  Estamos inmersos en certificar los polígonos y obtener las banderas de la Q de calidad, un proyecto que está pilotando la Coordinadora Española de Polígonos y certificado por AENOR. Es un proyecto ambicioso en el que se busca dar un mayor valor a las empresas para aumentar la competitividad de estas áreas empresariales y obtener una acreditación similar a la de “bandera azul” en las playas y que premie, distinga la calidad, valorando y validando la capacidad de sus infraestructuras, los servicios y otras variables que tengan en su entorno.

Por último, ASIMA da siempre ejemplo, instalando candados en los contenedores de RSU y limpiando las malas hierbas.

  En ASIMA siempre pensamos en nuestro asociado que es nuestra razón de ser y en sus problemas. La proactividad de ASIMA es una de sus grandes virtudes. En nuestro afán de mejorar e impulsar los entornos hemos puesto en marcha estas campañas con repercusiones muy positivas porque nos importa y mucho nuestro entorno, el medio ambiente y mejorar nuestro metro cuadrado. Si nuestras empresas están satisfechas, nosotros lo estamos también. En la campaña de limpieza de malas hierbas, que ha durado unos 15 días, se han efectuado más de medio centenar de limpiezas del entorno de empresas asociadas. Y en cuanto a la campaña de los candados, también ha tenido una acogida muy positiva entre nuestros asociados para evitar vertidos indeseados en los contenedores de basura de las empresas asociadas.